La radiofrecuencia estética y sus aplicaciones

La radiofrecuencia estética es utiliza en numerosos tratamientos de belleza, tratamientos faciales como rejuvenecimiento y corporales como reductores de la celulitis, la aplicación de ondas electromagnéticas de alta frecuencia sobre la piel provocan el calentamiento controlado de las diferentes capas de la dermis, lo que ayuda a la formación de nuevo colágeno, un drenaje linfático y a la circulación de la piel y el tejido subcutáneo.

Tras la lesión térmica controlada con retracción del tejido hay una respuesta inflamatoria que se verá acompañada de migración de fibroblastos, lo cual reforzará aún más la estructura de colágeno, dando como resultado un rejuvenecimiento de la zona tratada.

Radiofrecuencia EstéticaConseguimos un efecto lifting sin cirugía al calentar diferentes capas de la dermis. Es un procedimiento indoloro y en tratamientos corporales se utiliza para  la reducción de la celulitis y la flacidez de la piel, y todo ello en cualquier parte del cuerpo.

Debido a este calentamiento se produce una retracción del colágeno, para, y gracias a las sesiones posteriores lograremos  la reestructuración del colágeno profundo y formación de nuevas fibras que sustituyan a las ya envejecidas,  mayor elasticidad en los tejidos y obtener una piel más tersa.

El drenaje linfático, permitirá disminuir los líquidos y las toxinas en el que se encuentran embebidos los adipocitos del tejido afecto de celulitis.

Reducción de las arrugas y flacidez epitelial. Los efectos se logran habitualmente a partir del mes de tratamiento y mejoran en los siguientes, aunque esto dependerá del estado del colágeno de cada persona. Se necesitan entre cuatro y diez sesiones, en función de la superficie corporal a tratar y pueden realizarse otras de recuerdo pasados unos meses.

El procedimiento del tratamiento es sencillo. Se aplica sobre la piel limpia glicerina y se comienza el tratamiento, que a través del cabezal que hemos seleccionado para la zona a tratar producimos una energía, este cabezal es movilizado constantemente sobre la piel hasta alcanzar una temperatura óptima. La duración del tratamiento es variable dependiendo del área a tratar. Áreas pequeñas como los brazos suelen realizarse en 25 ó 30 minutos, mientras que áreas más amplias como cartucheras pueden prolongarse de 45 a 60 minutos.

Una vez terminada la sesión se aplica gel de aloe vera en las zonas tratadas y el paciente puede incorporarse a su vida cotidiana inmediatamente, evitando el sol y los UVA las siguientes 48 horas. Se recomienda beber abundante agua tras la sesión, ya que ayudará al resultado final.

Los efectos secundarios de la radiofrecuencia en los tratamientos estéticos

Enrojecimiento y edema tras la sesión (son transitorios, pero presentes habitualmente).
Alguna pequeña equimosis en zonas de fragilidad capilar (esto es poco frecuente).

Riesgos de la radiofrecuencia estética

Al finalizar la sesión es normal que la piel presente enrojecimiento y edema, estos síntomas son transitorios, pero presentes habitualmente y desaparecerán en poco tiempo. También puede aparecer alguna pequeña equimosis en zonas de fragilidad capilar pero poco frecuente.

Se trata de una técnica muy segura, les indicamos las contraindicaciones para el tratamiento con esta técnica:

Esta contraindicado en el embarazo y lactancia, personas con cardiopatías, alteraciones de la coagulación, enfermedades neuromusculares, implantes recientes de colágeno, tener alguna prótesis metálica, marcapasos u obesidad mórbida, cáncer. Tampoco son buenos candidatos pacientes con sobrepeso importante e implantes de colágeno recientes.

En síntesis, consideramos la radiofrecuencia como una alternativa terapéutica eficaz, segura y sencilla aplicada a la celulitis y a la flacidez facial y corporal.

Si estáis interesadas en adquirir un equipo de radiofrecuencia para vuestro centro podéis ver máquinas de radiofecuencia y comprar en la selección que figura aquí abajo.

¡Comparte estos precios!